¿Las expresiones? ¡Pan comido!

Hola a todos: 

Como estudiante de idiomas nunca me gustó aprenderme de memoria las expresiones…¡me volvía loca!

Además, por desgracia, el método genial que utilizaban eran las famosas listas. Listas de de expresiones idiomáticas, listas de verbos irregulares, listas de vocabulario, interminables listas de TODO. Por supuesto, por lo menos en mi caso, a los dos meses (y creo que estoy exagerando mucho) esa información ya no estaba en mi cabeza… 

Para mí, uno de los mayores problemas de las listas es que no hay un contexto. Podemos aprendernos la traducción literal (que muchas veces ni siquiera existe), pero… ¿sabemos utilizarlas después? En la mayoría de los casos no

Creo que, por ejemplo, poner algunos póster en clase con algunas de estas expresiones contextualizadas (y si van acompañadas de imagen y algo de color mejor… la memoria visual es sorprendente) puede ayudar a los estudiantes a empezar a interiorizarlas. Sería bueno también introducirlas en nuestras intervenciones y veréis como poco a poco comenzarán a utilizarlas ellos o, al menos sabrán cómo se utilizan. 

Os dejo un ejemplo aquí, podéis usarlo o crear vosotros vuestro propio póster:  

expresiones

 

Y ya sabéis: comentarios, sugerencias, críticas, preguntas… no dudéis en escribir. 

¡Un abrazo! 

Ana

Anuncios

La narración como mecanismo de aprendizaje

Hola a todos:

En este segundo módulo de PDP, La narración como mecanismo de aprendizaje, hemos tenido el privilegio de contar con tres nuevos e interesantes ponentes: María Acaso, José Manuel Foncubierta y Sonia Betancort.

Como señalan los tres, aunque más especialmente María Acaso, estamos acostumbrados a un sistema educativo basado en el dolor, la repetición, el aburrimiento; ambiente poco propicio para que se produzca el aprendizaje. Hemos de emigrar del dolor al placer.

Uno de los ingredientes esenciales para crear una situación ideal para un óptimo aprendizaje es la curiosidad. Si conseguimos activar la curiosidad del alumno podremos implicarle en la clase, en nuestro mundo, en palabras de José Manuel Foncubierta.

Hay una viñeta fantástica de Forges que me descubrió una compañera el otro día.

Se espera que un profesor sea animador, educador, escritor, psiquiatra, actor … Estoy de acuerdo en que un buen profesor debe ser casi todas estas cosas. Pero además, en mi opinión, un profesor debería ser narrador.

Una educación narrativa capta la atención del alumno, se crea una burbuja, un mundo en el que todos están dentro: el profesor, sus estudiantes y el tema a tratar.

A menudo ocurre, y creo que nos ha pasado a todos, tanto en nuestro papel de profesores como de estudiantes, que tras un día entero de clases te das cuenta de que has retenido una muy pequeña parte de la información que se te ha dado y, sin embargo, recuerdas todas y cada una de las anécdotas que el profesor ha contado. (a veces con pelos y señales) ¡Voilà el poder de la narrativa!

Como tarea final en este módulo, se nos propone crear una pequeña historia digital. Aquí os dejo el enlace a la mía. (No es la primera vez ni será la última que os recuerdo que lo mío no son las nuevas tecnologías, pero sigo intentándolo. ¡No desisto!)

He optado por hacer una pequeña historia repasando las expresiones coloquiales, contextualizándolas para que puedan comprenderlas de una manera más clara. Espero que os guste:

Es un vídeo que tiene varias explotaciones posibles. Os propongo una:

  1. Poner el vídeo completo y preguntar si han entendido el sentido general. (Lo más seguro es que sí ya que las imágenes ayudan mucho)
  2. Segunda visualización: ahora deben apuntar lo que consideran que pueden ser expresiones coloquiales.
  3. Tras el segundo visionado, se ponen en común y añadimos las que se les hayan podido escapar.
  4. Proponen posibles significados de las expresiones apoyándose en las imágenes.
  5. Deciden entre todos cuál es la definición correcta.
  6. El profesor corrige o matiza significados. Explica o aclara lo que crea oportuno.
  7. Tercer visionado y conversación: ¿Hay expresiones parecidas en vuestros países? ¿significan lo mismo? ¿qué más expresiones coloquiales conocéis en español? etc.

Como siempre, si tenéis alguna sugerencia, pregunta o crítica, dejad un comentario y estaré encantada de responderos.

Un saludo y ¡feliz fin de semana!